Campos de Hernán Perea

|2 comentarios

A 1600 metros de altitud, conforma un vasto paisaje, terreno ondulado, descarnado sin un árbol al que acudir a su sombra, en un terreno de dolinas, donde las calizas rompen por el quehacer de los tiempos, las nevadas, y el frío en un amplio paraje karstico.
Hasta el nombre de este apartado rincón del Parque, nos produce extrañeza, ¿Hernán Perea ó Hernán Pelea? Según la cartografía que consultes te puedes encontrar con uno u otro término.
Terreno agreste transitado principalmente por los amantes de la bicicleta de montaña (me niego a usar el término anglosajón) en una etapa larga y dura desde el mismo corazón de Cazorla hasta Santiago de la Espada, en uno de los extremos del Parque.


Fondos de escritorio, de los del windows

|0 comentarios

Castril: Por el valle de su rio

|0 comentarios



El Parque natural de Castril gira en torno a su río que lo recorre transversalmente de norte a sur. El relieve escabroso con que nos encontramos es fruto de la diferencia de altura entre el río, unos 850 metros, y sus cimas más altas (Empanadas 2103). El terreno, donde predominan las calizas, es favorable a la erosión por el agua, dando lugar a formaciones de lapiaces (acanaladuras que forma el agua por disolución de la roca), dolinas, cañones y simas (se haya aquí la cueva más grande de Granada).
La vegetación cubre una amplia gama, según la localización de sus barrancos, desde zonas más o menos húmedas en torno al río, con vegetación de rivera y pinar de repoblación, hasta las áridas y descarnadas laderas y cumbres.
Un paisaje de contrastes que bien merece una visita

Macrofotografía: Miscelánea de abril

|0 comentarios
Variados ejemplares de estos pequeños que he ido recopilando en los últimos días.



SIERRA SECA: La puerta olvidada

|1 comentarios
Hay rincones en nuestros montes que vivieron tiempos mejores. Sierra Seca y el paso del Peñón del Toro fueron durante mucho tiempo puerta de entrada y paso a las vecinas sierras de Castril y Cazorla, transito de arrieros con los pueblos de Jaén, porque por sus caminos se llegaba antes que por la tortuosa carretera de la Losa. La llegada con la modernidad de los vehículos de motor en detrimento de los cuadrúpedos, sumieron a esta sierra en un olvidado papel secundario.
Más reciente quedó de nuevo relegada al trazar los límites del Parque Natural de Castril, de la que solo se acordaron para situar los hitos que marcan los límites de este.
De ahí que en la actualidad pocos pasan por aquí. Algún pastor que sube a encontrarse con su rebaño, que pastan en estos suelos áridos donde, haciendo honor a su nombre, todo está seco. Eso sí, nunca faltan los jinetes de fin de semana, que a bordo de sus 200 caballos se empecinan en trazar nuevas vías pecuarias allí donde se le ocurre a su imaginación, por un territorio olvidado de la mano de Dios, de las autoridades, y de casi todos
.
.
.


MASCA-LOS GIGANTES

|3 comentarios
Conjugan ambos en uno de los rincones más preciosistas de Tenerife.
Masca, pequeño núcleo de casas encajonadas entre espeluznantes barrancos sobre los que serpentea una estrecha carretera que pone a prueba a todo conductor que se precie, ¡qué no me cruce con nadie! Pensarás mientras transitas por la ruta. A pesar de todo merece con mucho la visita, el paisaje es de los que no se olvidan fácilmente.
Lástima como dije en una entrada anterior que el desalmado que nunca ha de faltar en nuestro suelo patrio, prendiera el fuego que arrasó tan bello paisaje.
Nada más alejarnos de este pequeño edén, podemos disfrutar de la costa cercana a Santiago del Teide, Los Gigantes, acantilado que se precipita sobre las aguas marinas con una coqueta playa esta vez de negra arena volcánica, un grato cambio tras tantas otras de puros guijarros.





¿DESIERTO DE CALIFORNIA?

|1 comentarios

Así, al pronto, parecería que estemos por aquellos lares. La baja California, en el desierto de Arizona, en aquellos paisajes que retienen nuestra rancia memoria de los añejos western o de los más cercanos rodados en tierras de Tabernas (Almería).
Nada más lejos de la realidad, se trata de los alrededores del embalse del Negratín, al norte de la provincia de Granada. Laderas de conglomerado de arena, productos de la sedimentación de quién sabe cuando, cubiertos por una rala masa vegetal de espartales y retamas, conjuntamente a hileras de pinar de reprobación.



ESFINGE COLIBRÍ

|4 comentarios



Hoy me visitó este pequeñín, Macroglossum stellarum dice llamarse. Volador incansable, de flor en flor, no descansa ni para libar el néctar de las flores por las que pasa, de las que puede extraer su sustancia gracias a su larga trompa que le permite recolectar mientras mantiene su constante vuelo.
.
.
.
.
.

Related Posts with Thumbnails