Campos de Hernán Peréa: no es Siberia, pero casi



La pasada semana tenía prevista una ruta en pleno corazón del P.N. de Cazorla, para cuya aproximación necesitaba atravesar los Campos de Hernán Peréa.
Estos campos son una suerte de meseta que se extiende paralela a la Sierra de Castril y a la Cordillera de las Banderillas. Con una altitud media que ronda los 1700m de altitud es una vasta planicie desangelada, sin árboles y escasa vegetación; el reino del piorno, planta de escasa altura y compuesta exclusivamente por espinas (vulgarmente se le conoce como cojín de monja, ingenioso el que le puso nombre). Desprotegida de montañas cercanas y expuesta al viento y las heladas, presenta algunas zonas de cultivo cerealista, siendo en su mayor parte suelo rocoso y yermo.
El caso es que llegados a este punto, ví que aún persistían algunos neveros de cierto porte (algunos rondaban los 3 metros de altura) y con la mosca detrás de la oreja avanzaba el camino hasta que en un cambio de sentido me topé de lleno con uno que atravesaba de lado a lado del camino haciendo imposible el continuar.Así que tras las fotos de rigor, rápidas pues el frio viento refrescaba las ideas, no hubo más que dar media vuelta y desandar el camino.


11 comentarios:

ricardo emilio bianco dijo...

hermosas fotos, tanto como las anteriores. aprovechas bien tu tiempo. felicitaciones

Ñoco Le Bolo dijo...

Con la mirada en el aprendíz que no lo es... ¡Encima te paseas!
¿Y todo eso es sal?

...saludos CristalRasgado & LaMiradaAusente_____________________________

MGA dijo...

Oie... perdona mi ignorancia, pero ¿por que no cruzaste los neveros?... ¿es peligroso?, yo recuerdo cruzando el glaciar del Aneto, nos decian que teniamos que tener cuidado con las grietas... pero eran perfectamente visibles...
Una maravilla de fotos, no sabía que en Cazorla hubiese tanta nieve...
Salu2

Mª Angeles dijo...

Preciosas tomas.
yo soy tan ignorante como MGA.
Explicano lo de los neveros.
¿Y cual es su peligro?
Saludos.

Abi E. dijo...

Que gusto da pisar la nieve virgen, ese sonido tan caracteristico.
Habrá que esperar una segunda tanda de fotos una vez llegado a Cazorla.
¡Este sur tan desconocido para mi! lo que me pierdo.
un abrazo y a la espera

Pizarro dijo...

Buenas fotos con sus neveros que perduran en muchos sitios todo el año saludos.

Juan T.A. dijo...

Aclaro que no poder atravesar el nevero era mas bien porque lo que impedía era el paso del auto. Como decía este no era mi destino sino varios kms. más adelante. El lugar en sí como podeis ver no tiene mucho más que frotografiar que las pocas que hice.
Peligro en el paso de un nevero, a pie se entiende, si que puede tener riesgos. Normalmente estos están a altitudes cercanas a los 2000 mts. y con temperaturas bajo cero, y acaban siedo más bien montones de nieve helada la mayor parte del día, con el consiguiente riesgo de resbalones sino equipas crampones. Durante el mediodia, esta nieve helada se reblandece algo y es más fácil abrir huella, pero entonces aparece el peligro de no saber que hay bajo la capa de nieve (grietas, piedras...) que te pueden dar algún que otro disgusto.
Saludos

Pere Chuliá dijo...

Me encantan estos páramos desiertos y yermos. Tu explicación preciosa, como siempre. Genial Trabajo.

micarla dijo...

jajajajaja
primero me rio por que yo como capull,,,,, que soy me fui andando por la nieve del alto campoo pensando"esto es una gozada la nieve helada y yo paseando por encima pero....
andando andando pille un riachuelo oculto por la nieve y me moje hasta el cul... pero me lo pase genial, luego un catarruco y a correr
gracias por enseñarnos tus cosillas
besos aprendiz

Merce dijo...

La primera y la tercera me encantan, la segunda y la cuarta son preciosas, la quinta y la octava para no cansarse de mirar y la sexta y la septima un relax para la vista.

Creo que no me he dejado ninguna ;)

Bicos

Juan T.A. dijo...

-Micarla, a esos 'peligros' me refería yo, no ves lo que hay bajo tus pies y claro, acabas con tus posaderas en tierra o en el agua, y luego viene lo bien que se lo pasan los acompañantes, riendose a carcajadas en ver de ayuarte. Al final si lo tomamos bien, todo queda en una graciosa anécdota que recordar
-Merce, peazo atracón te has dado, no se te escapó ni una, gracias por tu esfuerzo.
Saludos

Related Posts with Thumbnails